Aplicaciones
  • Enviar a
  • Imprimir
  • Favorito

Revestimiento

El revestimiento del suelo es una capa de mortero compuesto por cemento Portland y arena limpia, colocada sobre una losa base preparada de hormigón. Otra posibilidad sería utilizar hormigón de áridos de 10 mm. No se pretende que ambos tipos funcionen como superficie de desgaste, sino que ésta sea revocada para ofrecer una superficie adecuada sobre la que colocar una baldosa o cualquier otro tipo de acabado para superficies.

 

Declaración 1 : Revestimiento adherido

 

El revestimiento se adhiere a la superficie del árido expuesta a la losa base de hormigón. El método de exposición del árido dependerá de la condición de la losa:

 

Revestimiento colocado sobre un suelo de hormigón recién fraguado

 

Se proporciona sujeción desbastando mecánicamente la losa de hormigón mediante su granallado, arañado o molido.  Su grosor debería situarse entre los 20 y los 40 mm.

 

Revestimiento colocado sobre un suelo de hormigón verde

 

Se proporciona sujeción por medio de un cepillado de la superficie justo después de que haya endurecido, para eliminar el exceso de agua. Esto resulta de la unión totalmente monolítica del revestimiento a la superficie del suelo de hormigón en tan sólo 3 horas (el revestimiento forma parte de la losa físicamente). Es suficiente con que el revestimiento tenga un grosor de 12 mm.

 

Se minimiza el riesgo de que se produzcan combaduras, huecos y grietas cuando se usan estos dos tipos de revestimiento.


Declaración 2 : Revestimiento no adherido

El revestimiento no adherido se utiliza cuando no resulta posible preparar la losa de hormigón para proporcionar un buen agarre o se va a colocar sobre una barrera antihumedad. El grosor mínimo debería ser de 50 mm. Con este tipo de revestimiento existe el riesgo de que el hormigón se combe o se ahueque dado que su base o la barrera antihumedad no están bien preparadas, impidiendo la adherencia. Este combamiento se podría minimizar aumentando el grosor del revestimiento hasta los 100 mm y utilizando un árido de 10 mm.


Declaración 3 : Revestimiento flotante

En este caso, el revestimiento se coloca sobre una capa resistente de material aislante. Su grosor mínimo deberá ser de 65 mm, pero deberá incrementarse hasta los 75 mm si se incorporan cables de calefacción. Existe el riesgo de que se comben las juntas, pero esto podría minimizarse aumentando el grosor hasta los 100 mm y usando un árido de 10 mm. También puede utilizarse una ligera malla estructural de refuerzo para reducir las grietas producidas por la contracción de los materiales, pero esto no impediría necesariamente que éstos se comben.


Declaración 4 : Revestimiento nivelante

Una fina capa de revestimiento autonivelante, normalmente aplicada sobre losas de hormigón desiguales o sobre el revestimiento existente de arena: cemento. El revestimiento nivelante no tiene normalmente más de 3 mm de grosor. Las ondulaciones que se produzcan, superiores a este grosor, deberán rellenarse utilizando una mezcla de arena: revestimiento de cemento.


  • Enviar a
  • Imprimir
  • Favorito

Cementos

Cemento

Lafarge ofrece una amplia gama de productos fruto de la experiencia acumulada durante más de un siglo. Recientemente ha lanzado la Cal Hidráulica Blanca Natural, Mastercem y Ceminstant.

Medios Sociales
LafargeHolcim. Cement, aggregates, Concrete.